Biografía Raphael

Raphael

Raphael

Biografía

(1483–1520)
Rafael, figura destacada del clasicismo italiano del Alto Renacimiento, es conocido sobre todo por sus «Madonnas», incluida la Virgen Sixtina, y por sus composiciones de grandes figuras en el Palacio del Vaticano en Roma.

¿Quién fue Rafael?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


El pintor y arquitecto renacentista italiano Rafael se convirtió en aprendiz de Perugino en 1504. Viviendo en Florencia de 1504 a 1507, comenzó a pintar una serie de "Madonnas" En Roma, de 1509 a 1511, pintó los frescos de la Stanza della Segnatura ("Sala de la Signatura") situada en el Palacio del Vaticano. Más tarde pintó otro ciclo de frescos para el Vaticano, en la Stanza d'Eliodoro ("Sala de Heliodoro"). En 1514, el Papa Julio II contrató a Rafael como su arquitecto principal. Alrededor de la misma época, completó su última obra de su serie de las "Madonnas", un óleo llamado la Madonna Sixtina. Raphael murió en Roma el 6 de abril de 1520.

Vida temprana y formación

Raphael nació como Raffaello Sanzio el 6 de abril de 1483 en Urbino, Italia. En aquella época, Urbino era un centro cultural que fomentaba las artes. El padre de Rafael, Giovanni Santi, era pintor del duque de Urbino, Federigo da Montefeltro. Giovanni enseñó al joven Rafael las técnicas básicas de pintura y le expuso los principios de la filosofía humanista en la corte del duque de Urbino.

En 1494, cuando Rafael tenía sólo 11 años, Giovanni murió. Rafael asumió entonces la difícil tarea de dirigir el taller de su padre. Su éxito en esta función superó rápidamente al de su padre; Rafael pronto fue considerado uno de los mejores pintores de la ciudad. Siendo un adolescente, incluso se le encargó pintar para la iglesia de San Nicola en la vecina ciudad de Castello.

En 1500, un maestro pintor llamado Pietro Vannunci, también conocido como Perugino, invitó a Rafael a convertirse en su aprendiz en Perugia, en la región de Umbría, en el centro de Italia. En Perugia, Perugino trabajaba en los frescos del Colegio del Cambia. El aprendizaje duró cuatro años y proporcionó a Rafael la oportunidad de adquirir conocimientos y experiencia práctica. Durante este periodo, Rafael desarrolló su propio estilo pictórico, como se muestra en las obras religiosas de la Crucifixión de Londres (alrededor de 1502), Las tres gracias (alrededor de 1503), El sueño del caballero (1504) y el retablo de Oddi, Desposorios de la Virgen, completado en 1504.

Pinturas

En 1504, Rafael dejó su aprendizaje con Perugino y se trasladó a Florencia, donde recibió una gran influencia de las obras de los pintores italianos Fra Bartolommeo, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Masaccio. Para Rafael, estos innovadores artistas habían alcanzado un nuevo nivel de profundidad en su composición. Estudiando de cerca los detalles de sus obras, Rafael consiguió desarrollar un estilo personal aún más intrincado y expresivo que el que se apreciaba en sus primeros cuadros.

De 1504 a 1507, Rafael produjo una serie de "Madonnas" que extrapolaba las obras de da Vinci. La experimentación de Rafael con este tema culminó en 1507 con su cuadro La belle jardinière. Ese mismo año, Rafael creó su obra más ambiciosa en Florencia, el Entierro, que evocaba las ideas que Miguel Ángel había expresado recientemente en su Batalla de Cascina.

Rafael se trasladó a Roma en 1508 para pintar en la Stanze (Sala) del Vaticano, bajo el patrocinio del papa Julio II. De 1509 a 1511, Rafael trabajó en lo que se convertiría en uno de los ciclos de frescos más apreciados del Alto Renacimiento italiano, los situados en la Stanza della Segnatura del Vaticano. La serie de frescos de la Stanza della Segnatura incluye El Triunfo de la Religión y La Escuela de Atenas. En el ciclo de frescos, Rafael expresó la filosofía humanista que había aprendido en la corte de Urbino cuando era niño.

En los años siguientes, Rafael pintó otro ciclo de frescos para el Vaticano, situado en la Stanza d'Eliodoro ("Sala de Heliodoro"), con La expulsión de Heliodoro, El milagro de Bolsena, El rechazo de Atila de Roma y La liberación de San Pedro. Durante esta misma época, el ambicioso pintor produjo una exitosa serie de Madonna en su propio estudio de arte. La famosa Madonna de la Cátedra y la Madonna de la Sixtina fueron algunas de ellas.

Arquitectura

En 1514, Rafael había alcanzado la fama por su trabajo en el Vaticano y pudo contratar a un equipo de ayudantes para que le ayudaran a terminar de pintar los frescos de la Stanza dell’Incendio, lo que le permitió centrarse en otros proyectos. Mientras Rafael seguía aceptando encargos -incluidos los retratos de los papas Julio II y León X- y su mayor pintura sobre lienzo, La Transfiguración (encargada en 1517), había comenzado a trabajar en arquitectura. Tras la muerte del arquitecto Donato Bramante en 1514, el Papa contrató a Rafael como su arquitecto principal. Bajo este nombramiento, Rafael creó el diseño de una capilla en Sant’ Eligio degli Orefici. También diseñó la capilla de Santa María del Popolo de Roma y una zona de la nueva basílica de San Pedro.

La labor arquitectónica de Rafael no se limitó a los edificios religiosos. También se extendió al diseño de palacios. La arquitectura de Rafael honró la sensibilidad clásica de su predecesor, Donato Bramante, e incorporó su uso de los detalles ornamentales. Dichos detalles llegarían a definir el estilo arquitectónico de finales del Renacimiento y principios del Barroco.

Muerte y legado

El 6 de abril de 1520, cuando Rafael cumplía 37 años, murió repentina e inesperadamente por causas misteriosas en Roma, Italia. En el momento de su muerte, estaba trabajando en su mayor pintura sobre lienzo, La Transfiguración (encargada en 1517). Cuando se celebró su misa fúnebre en el Vaticano, la Transfiguración inacabada de Rafael fue colocada en el pedestal de su ataúd. El cuerpo de Rafael fue enterrado en el Panteón de Roma, Italia.

Después de su muerte, el movimiento de Rafael hacia el manierismo influyó en los estilos de pintura de Italia, en pleno período barroco. Célebre por las equilibradas y armoniosas composiciones de sus «Madonnas», retratos, frescos y arquitectura, Rafael sigue siendo considerado como la principal figura artística del clasicismo italiano del Alto Renacimiento.

Perfiles relacionados

Leonardo da Vinci

Michelangelo

Sandro Botticelli

Rembrandt

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Raphael

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/raphael

Deja un comentario