Biografía Pope Francis

Pope Francis
Fotografía: Lisa Maree Williams/Getty Images

Pope Francis

Biografía

(1936–)
Jorge Mario Bergoglio fue elegido el 266º Papa de la Iglesia Católica Romana en marzo de 2013, convirtiéndose en el Papa Francisco. Es el primer Papa de América.

¿Quién es el Papa Francisco?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


Jorge Mario Bergoglio se convirtió en el Papa Francisco el 13 de marzo de 2013, cuando fue nombrado el 266º Papa de la Iglesia Católica Romana. Bergoglio, el primer papa de América, tomó su título papal de San Francisco de Asís de Italia. Antes de su elección como Papa, Bergoglio fue arzobispo de Buenos Aires de 1998 a 2013 (sucediendo a Antonio Quarracino), cardenal de la Iglesia Católica Romana de Argentina de 2001 a 2013 y presidente de la Conferencia Episcopal de Argentina de 2005 a 2011. Nombrado Persona del Año por la revista Time en 2013, el Papa Francisco se ha embarcado en un mandato caracterizado por la humildad y el apoyo abierto a los pobres y marginados del mundo, y ha participado activamente en áreas de diplomacia política y defensa del medio ambiente.

Vida temprana y educación

Bergoglio nació en Buenos Aires, Argentina, el 17 de diciembre de 1936, de inmigrantes italianos. De joven, Bergoglio fue operado para extirparle parte de uno de sus pulmones debido a una grave infección. Se graduó en una escuela técnica como técnico químico antes de comenzar su formación en el Seminario Diocesano de Villa Devoto. En marzo de 1958 ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús.

Bergoglio enseñó literatura y psicología en el Colegio Inmaculada Concepción de Santa Fé en 1964 y 1965 y también enseñó las mismas materias en el Colegio del Salvatore de Buenos Aires en 1966. Estudió teología y se licenció en el Colegio de San José de 1967 a 1970, y terminó su tesis doctoral en teología en Friburgo, Alemania, en 1986.

Entrada al sacerdocio

Ordenado sacerdote en diciembre de 1969, Bergoglio comenzó a servir como provincial de los jesuitas en Argentina en 1973. Ha dicho que, al principio, su madre no apoyó su decisión de entrar en el sacerdocio, a pesar de que era una católica devota. Sin embargo, cuando fue ordenado, aceptó su vocación y le pidió su bendición al final de la ceremonia de ordenación. Más tarde regresó a su alma mater, el Colegio de San José, donde fue rector (1980-86), así como profesor de teología.

El 20 de mayo de 1992, Bergoglio fue nombrado obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires; fue ordenado en ese cargo una semana después. En febrero de 1998 fue nombrado arzobispo de Buenos Aires, sucediendo a Antonio Quarracino. Tres años después, en febrero de 2001, fue elevado a cardenal por el Papa Juan Pablo II, nombrado cardenal-sacerdote de San Roberto Bellarmino. En 2005, fue nombrado presidente de la Conferencia Episcopal de Argentina, cargo que ocupó hasta 2011.

Tras la muerte de Juan Pablo II en abril de 2005, Bergoglio fue el segundo más votado en el cónclave papal de 2005; el Papa Benedicto XVI (Joseph Ratzinger) fue elegido como sucesor de Juan Pablo.

Cómo se convirtió en Papa

El 13 de marzo de 2013, a la edad de 76 años, Bergoglio fue nombrado el 266º Papa de la Iglesia Católica Romana — convirtiéndose en el primer ciudadano de América, el primer no europeo y el primer sacerdote jesuita en ser nombrado Papa, y adoptando el nombre de Papa Francisco (tomó el título de San Francisco de Asís de Italia). Antes del cónclave papal de 2013, el Papa Francisco había servido como arzobispo y cardenal durante más de 12 años.

El tono de su papado, que ha llegado a ser admirado en todo el mundo, se estableció mucho antes de su elevación a la posición más alta de la iglesia; sin embargo, cuando fue nombrado para ese puesto, los medios de comunicación rápidamente recogieron historias sobre su humildad. Circularon noticias sobre el hecho de que volvía a la pensión en la que se alojaba para pagar su factura personalmente, en lugar de enviar a un asistente, y que elegía vivir en un sencillo apartamento de dos habitaciones en lugar de los lujosos alojamientos papales del Palacio Apostólico del Vaticano. Al elegir vivir de forma más sencilla, el Papa Francisco rompió una tradición que había sido mantenida por los papas durante más de un siglo.

Dirigiéndose a una multitud de decenas de miles de personas en la Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano en Roma, Italia, después de su selección por el cónclave, el Papa Francisco declaró, "Como ustedes saben, el deber del cónclave era nombrar un obispo de Roma. Me parece que mis hermanos cardenales han elegido a uno que viene de lejos. . . . Aquí estoy. Quisiera agradecerles su abrazo."Después de que se anunciaran los resultados del cónclave papal de 2013, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió una declaración sobre el nuevo papa: "Como primer papa de las Américas, su selección también habla de la fuerza y la vitalidad de una región que está dando forma cada vez más a nuestro mundo, y junto a millones de hispanoamericanos, los que estamos en Estados Unidos compartimos la alegría de este día histórico.

No fue mucho después de asumir el papado que el Papa Francisco comenzó a ofrecer puntos de vista e interpretaciones más matizadas sobre cuestiones sociales clave sobre las que la iglesia mantiene puntos de vista doctrinales pronunciados. No ha evitado elaborar esos puntos de vista, y frases como «¿Quién soy yo para juzgar?», un comentario que hizo refiriéndose a la homosexualidad, han servido para retratarlo como un conservador compasivo cuyos puntos de vista son a menudo considerados progresistas en comparación con los de sus predecesores.

Primera visita internacional como Papa

El papa Francisco realizó su primera visita internacional el 22 de julio de 2013, cuando llegó al aeropuerto internacional Galeão-Antonio Carlos Jobim de Río de Janeiro (Brasil). Allí fue recibido por la presidenta brasileña Dilma Rousseff en una ceremonia de bienvenida y posteriormente circuló por el centro de Río para estar "cerca de la gente". Más de tres millones de personas asistieron a la misa de clausura del pontífice. De regreso a Roma, el Papa Francisco sorprendió a los periodistas que viajaban con él con respecto a su postura aparentemente abierta sobre los católicos homosexuales. Según The New York Times, dijo a la prensa: Si alguien es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar? Sus comentarios fueron anunciados por varios grupos de gays y lesbianas como un gesto de bienvenida por parte de la Iglesia Católica Romana.

El Papa como líder espiritual y mundial

En septiembre de 2013, el Papa Francisco pidió que otros se unieran a él para rezar por la paz en Siria. El pontífice celebró una vigilia especial en la Plaza de San Pedro el 7 de septiembre, a la que se calcula que asistieron unas 100.000 personas. Según el Catholic News Service, Francisco dijo a la multitud que «cuando el hombre piensa sólo en sí mismo… [y] se deja cautivar por los ídolos del dominio y del poder…, [entonces] se abre la puerta a la violencia, a la indiferencia y al conflicto».

Dejen atrás el interés propio que endurece su corazón, superen la indiferencia que hace que su corazón sea insensible hacia los demás, venzan sus razonamientos mortales y ábranse al diálogo y a la reconciliación.

Más tarde, ese mismo mes, el Papa Francisco concedió una reveladora entrevista a una publicación jesuita italiana llamada La Civiltà Cattolica. Explicó que el diálogo religioso debe tener un alcance más amplio, y no centrarse simplemente en cuestiones como la homosexualidad y el aborto. "Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio; de lo contrario, incluso el edificio moral de la iglesia es probable que caiga como un castillo de naipes, perdiendo la frescura y la fragancia del Evangelio" dijo el Papa. "La propuesta del Evangelio debe ser más simple, profunda, radiante. Es de esta propuesta que fluyen entonces las consecuencias morales."Aunque no cree que las mujeres deban ser ordenadas como sacerdotes, Francisco considera a las mujeres una parte esencial de la iglesia."El genio femenino es necesario allí donde tomamos decisiones importantes," dijo. También continuó presentando una actitud más aceptable hacia la homosexualidad que los pontífices anteriores, diciendo que "Dios en la creación nos ha liberado: no es posible interferir espiritualmente en la vida de una persona," según The Guardian.

A principios de diciembre de 2013, el Papa Francisco dio una "exhortación apostólica," un discurso pidiendo grandes cambios en la Iglesia Católica, incluyendo el replanteamiento de costumbres largamente mantenidas pero anticuadas. "Prefiero una Iglesia magullada, herida y sucia porque ha salido a la calle, que una Iglesia malsana por estar encerrada y por aferrarse a su propia seguridad," afirmó. "No quiero una Iglesia preocupada por estar en el centro y que luego acabe atrapada en una red de obsesiones y procedimientos."

También en diciembre de 2013, el Papa Francisco fue nombrado Persona del Año por la revista Time. El Papa Francisco —se unió a las filas del Papa Juan Pablo II y el Papa Juan XXIII, los únicos otros papas que recibieron el título en 1994 y 1963, respectivamente—fue un contendiente contra otras figuras prominentes del año, incluyendo a Edward Snowden, el senador Ted Cruz, el presidente sirio Bashar al-Assad y Edith Windsor. En el artículo, se reveló que el factor decisivo que llevó al Papa Francisco a aterrizar en la parte superior de la lista, fue su capacidad para alterar la mente de tantas personas que habían renunciado a la iglesia católica en un período tan corto de tiempo

El siguiente mes de marzo, se anunció que el Papa Francisco había sido nominado para el Premio Nobel de la Paz 2014. No recibió este honor, pero siguió dedicando su tiempo a acercarse a los católicos de todo el mundo. Durante ese verano, el Papa Francisco realizó su primera visita a Asia. Pasó cinco días en Corea del Sur en agosto.

En su viaje de regreso de Corea del Sur, el Papa Francisco habló de su propia mortalidad con la prensa: «En dos o tres años me iré a la casa de mi Padre», dijo, según un informe de «The Guardian». También sufrió una pérdida personal por esas mismas fechas después de que varios miembros de su familia murieran en un accidente de coche en Argentina.

Posturas progresistas

Ese otoño, el Papa Francisco se mostró progresista en varios temas científicos. Dijo a los miembros de la Pontificia Academia de las Ciencias que apoyaba la teoría del Big Bang y la evolución. Según el periódico The Independent, el Papa Francisco dijo que "El Big Bang, que hoy sostenemos como el origen del mundo, no contradice la intervención del creador divino sino que, más bien, la requiere." También dijo que la evolución "no es inconsistente con la noción de la creación."

A lo largo de finales de 2014 y en 2015, el Papa Francisco continuó con su patrón de profundo compromiso con los conflictos políticos y ambientales en todo el mundo. Habló contra los abusos globales y el mal uso del poder político y económico, lamentando las desapariciones y los presuntos asesinatos de 43 estudiantes en México; los peligros y las pérdidas de vidas causadas por la inmigración; la mala gestión financiera dentro de la propia iglesia; y los abusos sexuales. Su decisión de acabar con la corrupción eclesiástica y de excomulgar a los miembros de la mafia fue aclamada por católicos y no católicos, aunque también le hizo recibir amenazas de muerte.

El Papa abordó también otros bloqueos políticos, reuniendo a los presidentes Raúl Castro, de Cuba, y Barack Obama, de Estados Unidos, en un encuentro histórico que precipitó importantes cambios en política exterior. Por último, su ambiciosa agenda de viajes continuó, con visitas a Paraguay, Bolivia y Ecuador, al igual que las beatificaciones. Hasta la fecha, ha beatificado a más de tres docenas de personas, entre ellas a Escar Romero, un sacerdote de El Salvador que fue asesinado en 1980 por su adhesión a la teología de la liberación y su activismo para proteger a las personas marginadas.

En septiembre de 2015, el Papa Francisco siguió agitando el statu quo de la Iglesia católica cuando anunció que los sacerdotes de todo el mundo podrán perdonar el “pecado del aborto” durante un “año de la misericordia” que comienza el 8 de diciembre de 2015 y termina el 20 de noviembre de 2016. El Papa escribió sobre este acto de compasión en una carta, afirmando: Pienso en particular en todas las mujeres que han recurrido al aborto. Soy muy consciente de la presión que las ha llevado a tomar esta decisión. Sé que es un calvario existencial y moral. He conocido a muchas mujeres que llevan en su corazón la cicatriz de esta decisión agónica y dolorosa. Lo que ha sucedido es profundamente injusto; sin embargo, sólo la comprensión de su verdad permite no perder la esperanza.

Añadió: "No se puede negar el perdón de Dios a quien se ha arrepentido, especialmente cuando esa persona se acerca al sacramento de la confesión con un corazón sincero para obtener la reconciliación con el Padre. También por esta razón, he decidido, no obstante todo lo contrario, conceder a todos los sacerdotes para el Año Jubilar la discreción de absolver del pecado del aborto a quienes lo hayan procurado y que, con corazón contrito, busquen el perdón por ello.

El 21 de noviembre de 2016, al terminar el Año Jubilar de la Misericordia, el Vaticano anunció que el Papa había extendido la dispensa a todos los sacerdotes para absolver "el grave pecado" del aborto. La política fue documentada en una carta apostólica escrita por el Papa, que decía: "Desde ahora concedo a todos los sacerdotes, en virtud de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan cometido el pecado de aborto provocado. La disposición que había tomado a este respecto, limitada a la duración del Año Santo Extraordinario, queda prorrogada, sin perjuicio de lo que pueda suceder. Deseo reafirmar con la mayor firmeza posible que el aborto es un pecado grave, ya que pone fin a una vida inocente. Pero, del mismo modo, puedo y debo afirmar que no hay pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y enjugar cuando encuentra un corazón arrepentido que busca reconciliarse con el Padre. Que cada sacerdote, por tanto, sea guía, apoyo y consuelo para los penitentes en este camino de especial reconciliación.

En noviembre de 2017, el papa Francisco visitó Myanmar en medio de una crisis humanitaria que había provocado el éxodo de más de 600.000 musulmanes rohingya del país. El Papa se reunió primero con el poderoso general militar Min Aung Hlaing, quien refutó los informes de limpieza étnica al afirmar que no había "ninguna discriminación religiosa en Myanmar"

Luego hizo una aparición conjunta con la consejera de Estado, Aung San Suu Kyi, para pronunciar un discurso muy esperado en el que hizo un llamamiento a la tolerancia, pero también evitó utilizar el delicado término "Rohingya" y se detuvo en condenar la persecución, lo que provocó las críticas de quienes querían ver una postura más contundente. El Papa también se reunió con otros líderes religiosos, tras lo cual se dirigió a Bangladesh para mostrar su apoyo a los refugiados rohingya.

Durante una entrevista televisiva a principios de diciembre, el Papa Francisco sugirió un pequeño pero significativo cambio en el &quotPadre Nuestro&quot, comúnmente conocido como el &quotPadre Nuestro&quot.

Una línea de la oración se ha recitado durante generaciones en inglés como "no nos dejes caer en la tentación" pero el Papa dijo que no era "una buena traducción" señalando la traducción católica francesa, "no nos dejes caer en la tentación" como una alternativa más apropiada.

Después de expresar su apoyo a la lactancia materna en público durante la Santa Misa anual de la Fiesta del Bautismo del Señor en 2017, el Papa hizo comentarios similares durante la ceremonia de 2018. Señalando cómo el llanto de un bebé provocaría que otros siguieran su ejemplo, dijo que si los bebés presentes estaban "iniciando un concierto" de llanto porque tenían hambre, entonces las madres deberían sentirse libres de alimentarlos allí mismo como parte del "lenguaje del amor". "En agosto de 2018, el Vaticano anunció que el Papa Francisco había aprobado un cambio en el Catecismo de la Iglesia Católica que ahora considera la pena de muerte "inadmisible porque es un ataque a la inviolabilidad y la dignidad de la persona. La Iglesia explicó la nueva política como una «evolución» de la doctrina anterior, que permitía considerar la pena capital si era «el único modo posible de defender eficazmente las vidas humanas contra el agresor injusto»: Una carta papal hecha pública en febrero de 2020 revelaba su rechazo a una propuesta para permitir la ordenación de hombres casados en zonas remotas desatendidas por los sacerdotes, un resultado que agradó a los conservadores católicos que se preocupaban por el debilitamiento de las tradiciones eclesiásticas.

En octubre de 2020, el Papa Francisco expresó su apoyo a las uniones civiles entre personas del mismo sexo, tal y como se ve en el documental Francisco. “Lo que hay que crear es una ley de uniones civiles. De esa manera están cubiertos legalmente,” dijo Francisco en el documental.

Abuso sexual

Normalmente recibido por multitudes que lo adoran, el Papa Francisco se enfrentó a la hostilidad antes de su viaje de tres días a Chile en enero de 2018, derivada de la ira persistente sobre su nombramiento de un obispo acusado de encubrir el abuso sexual de otro sacerdote. Al menos cinco iglesias fueron atacadas en los días previos a su visita, con vándalos que dejaron un mensaje amenazante dirigido al Papa en un caso.

A su llegada, el Papa Francisco pronunció un discurso en el que pidió perdón por el dolor causado por algunos ministros de la Iglesia y prometió hacer todo lo posible para que esos abusos no volvieran a producirse. Sin embargo, posteriormente enfureció a las víctimas de abusos sexuales al afirmar que aún no tenía conocimiento de ninguna «prueba» de un supuesto encubrimiento por parte del obispo en cuestión.

Poco después de que el Papa regresara a Roma a finales de enero, el Vaticano anunció que enviaba a Chile al arzobispo Charles Scicluna — el "Eliot Ness— de la Iglesia para las investigaciones de abusos sexuales— para investigar el asunto y "escuchar a quienes han expresado el deseo de aportar elementos en su poder. "La investigación del arzobispo", que incluyó entrevistas con docenas de testigos y produjo un informe de 2.300 páginas, tuvo un fuerte efecto en el Papa Francisco. En abril, el Vaticano anunció que los obispos chilenos fueron convocados a Roma para discusiones de emergencia, y publicó una carta en la que el Papa reconoció "graves errores" en su manejo del asunto, diciendo que sentía "dolor y vergüenza" por las "vidas crucificadas" de las víctimas.

A finales de mes, se anunció que el Papa recibiría a tres de las víctimas de Chile. El Vaticano dijo que el Papa se reuniría con cada uno individualmente, "permitiendo a cada uno hablar durante el tiempo que deseen".

En agosto de 2018, un informe del gran jurado de Pensilvania describió las acciones de más de 300 "sacerdotes depredadores" y sus más de mil víctimas menores de edad, así como los intentos de encubrir sus fechorías. En un principio, el Papa guardó silencio, pero casi una semana después, el Vaticano publicó una carta en la que reconocía «con vergüenza y arrepentimiento» que la Iglesia no había actuado adecuadamente ante las denuncias.

Días más tarde, el arzobispo Carlo Maria Viganò, el ex alto diplomático del Vaticano en Estados Unidos, publicó una carta en la que acusaba al papa Francisco de encubrir las denuncias de abusos sexuales del recientemente dimitido cardenal Theodore E. McCarrick de Washington, D.C.

Después de destituir a McCarrick en febrero de 2019, el Papa convocó una cumbre de cuatro días en el Vaticano dedicada al viejo problema de los abusos sexuales. Titulada "La protección de los menores en la Iglesia," la cumbre atrajo a 190 líderes de la iglesia de todo el mundo. Sin embargo, su conclusión fue seguida por la noticia de que el asesor financiero del Papa' el cardenal australiano George Pell, había sido condenado por abusar sexualmente de dos niños de 13 años.

En diciembre de 2019, el Papa Francisco anunció que la iglesia aboliría la regla del "secreto pontificio" en asuntos relacionados con el abuso sexual, permitiendo una mayor cooperación con las autoridades seculares. El Papa también elevó de 14 a 18 años la edad en la que el Vaticano considera que los sujetos de las imágenes pornográficas se agrupan en la pornografía infantil.

El Papa como activista medioambiental

En junio de 2015, el Papa Francisco se pronunció sobre el medio ambiente. Publicó una encíclica de 184 páginas, un tipo de mensaje papal, en el que advertía de los peligros del cambio climático. En esta carta, titulada "Laudato Si," el Papa Francisco escribió: “Si se mantienen las tendencias actuales, este siglo puede ser testigo de un cambio climático extraordinario y de una destrucción sin precedentes de los ecosistemas, con graves consecuencias para todos nosotros.

El Papa Francisco reprendió a los líderes mundiales por no haber «alcanzado acuerdos globales verdaderamente significativos y efectivos sobre el medio ambiente». Y aunque mejorar y proteger el medio ambiente será difícil, la situación no es desesperada, según el Papa Francisco: «Los seres humanos, aunque son capaces de lo peor, también son capaces de superarse a sí mismos, de elegir de nuevo lo que es bueno y de empezar de nuevo».

'Un hombre de palabra'

Papa Francisco: Un hombre de palabra se estrenó en el Festival de Cannes 2018. El documental, escrito y dirigido por Wim Wenders, muestra la "labor de reforma del Papa y sus respuestas a las cuestiones globales de hoy’desde la muerte, la justicia social, la inmigración, la ecología, la desigualdad de la riqueza, el materialismo y el papel de la familia’; Una coproducción con el Vaticano, la película también sigue al Papa en sus viajes alrededor del mundo a lugares como el Centro Mundial de la Memoria del Holocausto en Jerusalén y la Zona Cero a la Tierra Santa y África.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Pope Francis

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/pope-francis

Deja un comentario