Biografía Lady Jane Grey

Lady Jane Grey

Lady Jane Grey

Biografía

(c. 1537–1554)
Lady Jane Grey es una de las monarcas más románticas de la Inglaterra de los Tudor. Su reinado de nueve días fue un intento fallido de mantener el dominio protestante. Este desafío le costó el trono y su cabeza.

¿Quién fue Lady Jane Grey?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


La vida de Lady Jane Grey' comenzó con promesas y grandes expectativas, pero terminó trágicamente, debido en parte a las ambiciones de su padre y a las luchas religiosas de la época. Bisnieta de Enrique VII, Grey fue nombrada sucesora de Eduardo VI durante una tumultuosa competición por el trono. Fue depuesta como reina de Inglaterra por María Tudor el 19 de julio de 1553 — nueve días después de aceptar la corona. Grey fue decapitada en Londres el 12 de febrero de 1554.

Vida temprana

Jane Grey nació en 1537, en Leicester, Inglaterra, la hija mayor de Henry Grey y Lady Frances Brandon y la bisnieta de Enrique VII. Sus padres se encargaron de que recibiera una excelente educación, destinada a convertirla en un buen partido para el hijo de una familia bien posicionada. A los 10 años, Jane fue a vivir con el conspirador Thomas Seymour, tío de Eduardo VI, que acababa de casarse con Catalina Parr, viuda de Enrique VIII. Jane fue educada como una devota protestante y demostró ser una joven inteligente y comprometida, permaneciendo cerca de Thomas Seymour y Catherine Parr hasta la muerte de Parr en el parto en 1548. Seymour fue ejecutado por traición en 1549.

Matrimonio arreglado

Henry Grey, ahora duque de Suffolk, presentó a su bella e inteligente hija Jane a la corte real en 1551. Para consolidar el poder de su familia, Grey organizó el matrimonio de dos de sus hijas con vástagos de otras dos familias prominentes. En una triple boda en 1553, Jane se casó con lord Guildford Dudley, hijo del duque de Northumberland, junto a la hermana del novio, Catalina, que se casó con Enrique Hastings, heredero del conde de Huntingdon. La hermana de Jane Grey, Catherine, se casó con el heredero del conde de Pembroke en la misma ceremonia.

Antecedentes de la situación de Inglaterra

Después de la muerte de Enrique VIII en 1547, su único heredero varón, Eduardo, asumió el trono. Enfermo de tuberculosis y con sólo 10 años en el momento de su coronación, Eduardo VI fue fácilmente manipulado por individuos calculadores como el ferozmente protestante Juan Dudley, duque de Northumberland, que actuó como regente del joven rey. En enero de 1553, estaba claro que Eduardo se estaba muriendo, y Dudley estaba desesperado por evitar que el trono pasara a la hermanastra de Eduardo, María Tudor, una católica devota. Como hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón, María se convirtió en un peón en la búsqueda de Enrique de un heredero varón. Enrique se había divorciado de Catalina, declarando su matrimonio nulo por ser la antigua esposa de su hermano fallecido. Esto también consideraba a María ilegítima a los ojos de la corte.

Reina durante nueve días

A principios de 1553, Juan Dudley presentó la misma acusación contra María y convenció a Eduardo para que siguiera apoyando la Reforma Protestante declarando a Juana su sucesora. Eduardo VI murió el 6 de julio de 1553, y Lady Jane Grey, de 15 años, aceptó, con cierta reticencia pero de forma obediente, convertirse en reina de Inglaterra y fue coronada cuatro días después. Sin embargo, se enfrentó a una fuerte oposición por parte de María Tudor y el Parlamento, citando ambos la Ley de Sucesión de 1544, que establecía claramente que María debía ser reina. El apoyo público a Jane’s se evaporó cuando se supo que el impopular Dudley estaba detrás del plan.

Con la creciente oposición contra Jane Grey, muchos de sus partidarios la abandonaron rápidamente, incluido su padre, que intentó inútilmente salvarse apoyando a María como reina. El consejo no se lo creyó y lo declaró traidor. El 19 de julio de 1553, el reinado de nueve días de Jane&#x2019 terminó, y fue encarcelada en la Torre de Londres. John Dudley fue condenado por alta traición y ejecutado el 22 de agosto. El 13 de noviembre, Jane y su marido, Guildford Dudley, fueron igualmente declarados culpables de traición y condenados a muerte, pero debido a su juventud y relativa inocencia, la reina María no ejecutó las sentencias.

Ejecución

Por desgracia, el padre de Jane, Henry Grey, selló su destino y el de su marido cuando se unió a la insurrección de Sir Thomas Wyatt contra María después de que ésta anunciara, en septiembre de 1553, su intención de casarse con Felipe II de España. No ayudó a su causa que Jane condenara la reintroducción de la misa católica en la Iglesia. Cuando las fuerzas de María reprimieron la revuelta, decidió que lo mejor era eliminar a todos los oponentes políticos. En la mañana del 12 de febrero de 1554, Juana vio desde la ventana de su celda cómo su marido era enviado a la cuadra del verdugo. Dos horas más tarde, ella correría la misma suerte. Se cree que, ante la horca, declaró que reconocía que su acto había violado la ley de la reina, pero que era inocente ante Dios.

Legado

Dama Jane Grey ha sido considerada durante siglos como una mártir protestante, «la heroína traidora» de la Reforma. A lo largo de los siglos, su historia ha alcanzado proporciones legendarias en la cultura popular, a través de biografías románticas, novelas, obras de teatro, pinturas y películas. Sin embargo, su reinado fue tan breve que no tuvo ningún impacto en las artes, la ciencia o la cultura. Durante su breve mandato de nueve días no se aprobaron leyes ni cambios en la política. Tal vez su juventud y su voluntad de estar al servicio de las ambiciones de los demás por lo que ella creía que era el bien mayor es su legado más impresionante.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Lady Jane Grey

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/lady-jane-grey

Deja un comentario