Biografía Julius Caesar

Julius Caesar
Fotografía: Hulton Archive/Getty Images

Julius Caesar

Biografía

(c. 100 BCE–44 BCE)
El general y estadista romano Julio César convirtió la República Romana en el poderoso Imperio Romano. Un asesinato acabó con su reinado en los idus de marzo.

¿Quién fue Julio César?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


Cayo Julio César fue un líder de la antigua Roma que transformó significativamente lo que se conoció como el Imperio Romano al ampliar enormemente su alcance geográfico y establecer su sistema imperial.

Supuestamente descendiente del príncipe troyano Eneas, el nacimiento de César marcó el inicio de un nuevo capítulo en la historia de Roma. A los 31 años, César había luchado en varias guerras y se había involucrado en la política romana.

Después de varias alianzas y victorias militares, se convirtió en dictador del Imperio Romano, un gobierno que duró sólo un año antes de su muerte.

Vida temprana

Si bien César provenía de la aristocracia romana, su familia estaba lejos de ser rica. Cuando tenía 16 años, su padre, un importante gobernador regional en Asia también llamado Cayo Julio César, murió. Permaneció unido a su madre, Aurelia.

Poco se sabe de los primeros años de César, pero durante su juventud un elemento de inestabilidad dominaba la República romana, que había desacreditado a su nobleza y parecía incapaz de manejar su considerable tamaño e influencia.

Alrededor de la muerte de su padre, César hizo un esfuerzo concertado para establecer alianzas clave con la nobleza del país, con la que estaba bien relacionado.

En el año 84 a.C., César se casó con Cornelia, hija de un noble. Juntos tuvieron una hija, Julia Caesaris, en el 76 a.C. En el 69 a.C., Cornelia falleció.

El matrimonio de César con Cornelia provocó la ira del dictador romano Sula, ya que el padre de Cornelia era rival político de Sula. Sula ordenó a César que se divorciara de su esposa o se arriesgara a perder sus propiedades.

El joven romano se negó y escapó sirviendo en el ejército, primero en la provincia de Asia y luego en Cilicia. Con la ayuda de sus influyentes amigos, César acabó convenciendo a Sula para que le permitiera regresar a Roma.

Carrera política

Tras la muerte de Sula, César comenzó su carrera política como abogado de la acusación. Se trasladó temporalmente a Rodas para estudiar filosofía.

Durante sus viajes fue secuestrado por piratas. En una audaz muestra de sus habilidades de negociación y tácticas de contrainsurgencia, convenció a sus captores para que aumentaran su rescate, y luego organizó una fuerza naval para atacarlos. Los piratas fueron capturados y ejecutados.

La estatura de César aumentó aún más en el año 74 a.C. cuando reunió un ejército privado y combatió a Mitrídates VI Eupator, rey del Ponto, que había declarado la guerra a Roma.

César inició una alianza con Gneo Pompeyo Magno, un poderoso líder militar y político. Poco después, en el 68 ó 69 a.C., fue elegido cuestor (un cargo político menor). En el año 67 a.C., César se casó con Pompeya, la nieta de Sula. Su matrimonio duró pocos años, y en el 62 a.C., la pareja se divorció.

En el 61 al 60 a.C., César sirvió como gobernador de la provincia romana de España. César mantuvo su alianza con Pompeyo, lo que le permitió ser elegido cónsul, un poderoso cargo gubernamental, en el 59 a.C.

Ese mismo año, César se casó con Calpurnia, una adolescente con la que permaneció casado el resto de su vida. (También tuvo varias amantes, entre ellas Cleopatra VII, reina de Egipto, con la que tuvo un hijo, Cesarión.)

Primer Triunvirato

Al mismo tiempo que César gobernaba bajo Pompeyo, se alió con el rico líder militar Marco Licinio Craso. La alianza política estratégica entre César, Pompeyo y Craso llegó a conocerse como el Primer Triunvirato.

Para César, la asociación del Primer Triunvirato era el trampolín perfecto para una mayor dominación. Craso, un líder conocido como el hombre más rico de la historia romana, ofreció a César un apoyo financiero y político que resultó decisivo en su ascenso al poder.

Craso y Pompeyo, sin embargo, eran intensos rivales. Una vez más, César hizo gala de sus habilidades como negociador, ganándose la confianza tanto de Craso como de Pompeyo y convenciéndoles de que les convenía más ser aliados que enemigos.

DESCARGAR TARJETA DE DATOS DE LA BIOGRAFÍA DE JULIO CAESAR

Los primeros años de gobierno y las guerras galas

En una jugada controvertida, César intentó pagar a los soldados de Pompeyo concediéndoles tierras públicas. César contrató a algunos de los soldados de Pompeyo para que organizaran un motín. En medio de todo el caos, se salió con la suya.

Poco después, César se aseguró la gobernación de la Galia (las actuales Francia y Bélgica). Esto le permitió construir un ejército más grande y comenzar el tipo de campañas que cimentarían su estatus como uno de los grandes líderes de Roma de todos los tiempos. Entre el 58 y el 50 a.C., César conquistó el resto de la Galia hasta el río Rin.

A medida que ampliaba su alcance, César fue implacable con sus enemigos. En una ocasión, esperó a que el suministro de agua de su oponente se secara y ordenó que se cortaran las manos de todos los supervivientes.

Todo el tiempo, estaba atento a la escena política en Roma, contratando agentes políticos clave para que actuaran en su nombre.

Guerra civil contra Pompeyo

A medida que crecía el poder y el prestigio de Julio César, Pompeyo se mostraba envidioso de su socio político. Mientras tanto, Craso aún no había superado del todo su desprecio por Pompeyo.

Los tres líderes arreglaron las cosas temporalmente en el 56 a.C. en una conferencia en Luca, que consolidó el dominio territorial de César por otros cinco años, concedió a Craso un mandato de cinco años en Siria y otorgó a Pompeyo un mandato de cinco años en España.

Tres años más tarde, sin embargo, Craso fue asesinado en una batalla en Siria. Por aquel entonces, Pompeyo—reavivó sus viejas sospechas sobre el ascenso de César—ordenó que César disolviera su ejército y regresara a Roma como ciudadano particular.

Cruzando el Rubicón

En lugar de someterse a las órdenes de Pompeyo, el 10 de enero del 49 a.C., César ordenó a su poderoso ejército cruzar el río Rubicón en el norte de Italia y marchar hacia Roma.

Como Pompeyo se alineó con la nobleza, que cada vez más veía a César como una amenaza nacional, la guerra civil entre los dos líderes resultó ser inevitable.

Pompeyo y sus tropas, sin embargo, no fueron rivales para la destreza militar de César. Pompeyo huyó de Roma y acabó desembarcando en Grecia, donde sus tropas fueron derrotadas por las legiones de César.

Julio César y Cleopatra

A finales del año 48 a.C., César había sometido a Pompeyo y a sus partidarios en Italia, España y Grecia, persiguiendo finalmente a Pompeyo hasta Egipto. Los egipcios, sin embargo, conocían las derrotas de Pompeyo y creían que los dioses favorecían a César: Pompeyo fue asesinado tan pronto como desembarcó en Egipto.

César afirmó estar indignado por el asesinato de Pompeyo. Después de hacer matar a los asesinos de Pompeyo, se reunió con la reina egipcia Cleopatra.

César y Cleopatra forjaron una alianza (y una relación sexual) que derrocó a su hermano y corregente, Ptolomeo XIII, y colocó a Cleopatra en el trono de Egipto. Hábil estratega política, tanto ella como su hijo de César, Cesarión, tuvieron un papel decisivo en los asuntos internacionales durante años, que culminó con su enlace con el general romano Marco Antonio.

Dictadura

A su regreso triunfal a Roma, César fue aclamado como el padre de su país y nombrado dictador vitalicio. Aunque sólo duró un año en el cargo, el gobierno de César fue decisivo para reformar Roma para sus compatriotas.

César transformó en gran medida el imperio, aliviando la deuda y reformando el Senado, aumentando su tamaño y abriéndolo para que representara mejor a todos los romanos. Modificó el calendario romano y reorganizó la construcción del gobierno local.

César también resucitó dos ciudades-estado, Cartago y Corinto, que habían sido destruidas por sus predecesores. Y concedió la ciudadanía a varios extranjeros. Un vencedor benévolo, César incluso invitó a algunos de sus rivales derrotados a unirse a él en el gobierno.

Al mismo tiempo, César también tuvo cuidado de consolidar su poder y su gobierno. Llenó el Senado de aliados y le exigió que le concediera honores y títulos. Hablaba primero en las reuniones de la asamblea, y las monedas romanas llevaban su rostro.

Muerte

Aunque las reformas de César mejoraron mucho su posición entre la población de clase baja y media de Roma, su creciente poder fue recibido con envidia, preocupación y angustia en el Senado romano. Algunos políticos veían a César como un aspirante a rey.

Y los romanos no deseaban un gobierno monárquico: La leyenda cuenta que hacía cinco siglos que no permitían que un rey los gobernara. La inclusión por parte de César de antiguos enemigos romanos en el gobierno ayudó a sellar su caída.

César fue asesinado por sus rivales políticos en los idus de marzo (15 de marzo) del año 44 a.C. No está claro si César conocía el complot para matarlo: Según todos los indicios, tenía previsto abandonar Roma el 18 de marzo para emprender una campaña militar en lo que hoy es Irak, donde esperaba vengar las pérdidas sufridas por su antiguo aliado político Craso.

¿Quién mató a Julio César?

Cayo Casio Longinos y Marco Junio Bruto, antiguos rivales de César que se habían unido al Senado romano, dirigieron el asesinato de César. Casio y Bruto se autodenominaron «los libertadores».

La participación de Bruto en el asesinato fue la más complicada. Durante la anterior guerra civil de Roma, originalmente se puso del lado de Pompeyo, el oponente de César.

Pero después de la victoria de César sobre Pompeyo, Bruto fue animado a unirse al gobierno. Su madre, Servilia, era también una de las amantes de César.

Después de la muerte de César

Tras su muerte, César se convirtió rápidamente en un mártir del nuevo Imperio Romano. Una turba de romanos de clase baja y media se reunió en el funeral de César, y la multitud enfurecida atacó las casas de Casio y Bruto.

Sólo dos años después de su muerte, César se convirtió en la primera figura romana en ser deificada. El Senado también le otorgó el título de «El Divino Julio».

Se produjo una lucha por el poder en Roma, que condujo al fin de la República Romana. El sobrino-nieto de César, Cayo Octavio, aprovechó la popularidad del difunto gobernante y reunió un ejército para combatir a las tropas militares que defendían a Casio y Bruto.

Su victoria sobre los asesinos de César permitió a Octavio, que asumió el nombre de Augusto, tomar el poder en el 27 a.C. y convertirse en el primer emperador romano.

Descubrimiento posterior

En noviembre de 2017, los arqueólogos anunciaron el descubrimiento de lo que creían que era la primera evidencia de la invasión de César en Gran Bretaña en el año 54 a.C.

La excavación de una nueva carretera en Ebbsfleet, Kent, reveló un foso defensivo de cinco metros de ancho y restos de cerámica y armas. Expertos de la Universidad de Leicester y del Consejo del Condado de Kent dijeron que el lugar era coherente con los relatos de la invasión de la época, y les permitió señalar la cercana bahía de Pegwell como el probable lugar de desembarco de la flota de César.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Julius Caesar

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/julius-caesar

Deja un comentario

Perfiles relacionados

Marcus Junius Brutus

Cleopatra VII