Biografía Horacio Quiroga

Horacio Quiroga

Horacio Quiroga

Biografía

Journalist, Autor (1878–1937)
El escritor uruguayo Horacio Quiroga escribió cuentos inspirados en la selva antes de suicidarse en 1937. Está considerado uno de los mejores narradores latinoamericanos de todos los tiempos.

Sinopsis


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


Horacio Quiroga nació el 31 de diciembre de 1878 en Salto, Uruguay. En 1901 publicó su primera colección de poemas, Arrecifes de coral, y durante los siguientes 30 años escribió y publicó más de 200 relatos oscuros, muchos de ellos inspirados en la vida en la selva. Luchando contra una grave depresión y un cáncer terminal, Quiroga se suicidó el 19 de febrero de 1937 en Buenos Aires, Argentina.

Orígenes oscuros

Horacio Quiroga nació el 31 de diciembre de 1878 en Salto, Uruguay. Su padre se suicidó de un disparo durante una cacería unos meses más tarde, el primero de varios acontecimientos trágicos que tendrían lugar durante la vida de Quiroga y que marcarían gran parte de su obra posterior.

Su familia se trasladó durante su juventud, y finalmente se estableció en la capital uruguaya, Montevideo, donde Quiroga asistió a la universidad, se interesó por la literatura y comenzó a publicar sus cuentos. Poco después, regresó a su ciudad natal y fundó una revista literaria y un club de ciclismo. Sin embargo, la tragedia se repite en 1899, cuando su padrastro se suicida. Buscando consuelo a la experiencia, Quiroga viajó a París en un viaje de cuatro meses.

Nuevos comienzos

Al volver de Europa en 1900, Quiroga se instaló de nuevo en Montevideo y al año siguiente vio la luz su primera colección literaria, Los arrecifes de coral. Los poemas, la prosa poética y los relatos de sus páginas no dieron a conocer a Quiroga a nivel nacional, ya que se trataba de la obra de un novato que buscaba su lugar.

Independientemente, el logro se vio ensombrecido por la muerte de sus dos hermanos, que sucumbieron a la fiebre tifoidea ese mismo año. Incapaz de escapar a la cruel mano del destino, al año siguiente Quiroga disparó y mató accidentalmente a un amigo mientras revisaba su pistola antes de un duelo. Tras una breve detención, Quiroga fue absuelto de cualquier delito por la policía, pero no pudo escapar de su sentimiento de culpa y abandonó Uruguay para dirigirse a Argentina, donde pasaría el resto de su vida.

Instalado en Buenos Aires, Quiroga encontró trabajo como profesor y continuó desarrollando su escritura, publicando la colección El crimen de otro en 1904 y el cuento "La almohada de plumas" en 1907, ambos prometedores, así como la considerable influencia de la obra de Edgar Allan Poe.

Amor, locura y muerte

Durante su estancia en Buenos Aires, Quiroga realizó frecuentes incursiones en la selva cercana, y en 1908 se trasladó a una finca en la cercana provincia selvática de Misiones. Allí comenzó a publicar relatos que llevaban al lector a la selva junto con él, tanto física como metafóricamente, atormentándolo con su oscuro punto de vista y sus horrores metafóricos.

Quiroga también siguió trabajando como profesor, y en 1909 se casó con una de sus alumnas, Ana María Cires, y la trasladó a su casa de la selva. Aunque tendrían dos hijos en los años siguientes, la vida remota y peligrosa que llevaban resultó ser demasiado para Ana, y se suicidó bebiendo veneno en diciembre de 1915.

Después de esta tragedia, Quiroga regresó con sus hijos a Buenos Aires y trabajó en el consulado uruguayo. También siguió escribiendo, y son los relatos de esta época los que llevaron a Quiroga a ser identificado como el padre del cuento moderno latinoamericano. Obras como Cuentos de amor, de locura y de muerte (1917) y Cuentos de la selva (1918) dieron vida al mundo de Quiroga, que describía tanto la violencia como el encanto de la selva.

Los últimos

Alcanzando su mejor momento, Quiroga continuó con su prolífica producción en la nueva década, publicando la obra de teatro La matanza (1920) y las colecciones de cuentos Anaconda (1921), El desierto (1924), " El pollo decapitado" y otros relatos (1925) y El exiliado (1926). También incursionó en la crítica durante esta época y fue autor de un guión para un proyecto cinematográfico no realizado.

En 1927 Quiroga se volvió a casar, con una joven llamada María Elena Bravo, y dos años después publicó su segunda novela, Amor pasado. En 1932 se trasladaron de nuevo a su finca de Misiones, pero las dificultades que habían asolado a Quiroga durante toda su vida le siguieron allí. En medio de una persistente enfermedad, publicó su última obra en 1935, momento en el que su mujer le abandonó y regresó a Buenos Aires, donde el propio Quiroga volvió en 1937 para recibir tratamiento. Se le diagnosticó un cáncer de próstata terminal, y el 19 de febrero de ese año se suicidó bebiendo veneno.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Horacio Quiroga

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/horacio-quiroga

Deja un comentario