Biografía Fred West

Fred West
Fotografía: Mathieu Polak//Getty Images

Fred West

Biografía

(1941–1995)
Fred West fue condenado por varios asesinatos horripilantes y brutales agresiones sexuales ocurridos en Inglaterra durante las décadas de 1960 y 1970.

¿Quién era Fred West?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


Fred West se convirtió en uno de los asesinos en serie más horribles conocidos en el Reino Unido, siendo él y su futura esposa Rose responsables del desmembramiento y el asesinato de mujeres y niñas, incluidos dos miembros de su propia familia. West estaba a la espera de ser juzgado por doce asesinatos cuando se ahorcó el 1 de enero de 1995.

Vida temprana y antecedentes

Frederick West nació como hijo de Walter y Daisy West el 29 de septiembre de 1941 en Much Marcle, un pueblo de Herefordshire en Inglaterra. Hay quien dice que parecía un niño cualquiera al crecer, y su tía llegó a decir a la prensa que "siempre ha sido un niño tan bueno" Un vecino lo describió como "un poco descarado, un poco bocazas, pero así eran estos niños"

Uno de seis hijos, West era, según se dice, el hijo favorito de su madre. Sin embargo, ha habido informes que arrojan una oscura sombra sobre la familia West. Algunos han afirmado que West sufrió abusos sexuales por parte de su madre. Más tarde, el propio West declaró a las autoridades que su padre mantenía relaciones incestuosas con chicas jóvenes, aunque esto nunca se corroboró.

A West no le fue bien en la escuela y finalmente abandonó los estudios para convertirse en un trabajador agrícola. Cuando tenía 17 años, un accidente de moto le dejó en coma durante una semana con graves lesiones en la cabeza. Se le colocó una placa metálica en la cabeza que, según algunos expertos, podría haber afectado a su comportamiento y al control de sus impulsos.

El joven West sufrió otra lesión en la cabeza, y posiblemente un daño cerebral permanente, al caerse de una escalera de incendios en un club juvenil local.

Comportamiento perturbador

El comportamiento posterior de West fue errático y llegó a ser conocido por la policía por varios delitos menores. En 1961, fue acusado de dejar embarazada a una niña de 13 años amiga de los West, lo que provocó su destierro de la casa familiar. Se convirtió en obrero de la construcción, pero pronto fue sorprendido robando a sus empleadores y volviendo a tener relaciones sexuales con menores. En su juicio por la violación de la joven amiga de la familia, se libró de una condena de cárcel ya que se alegó que sufría ataques como consecuencia de su traumatismo craneal, pero fue condenado por abuso sexual de menores.

Se relacionó con Rena Costello, una chica escocesa que tenía antecedentes policiales por robo y prostitución. En ese momento, ella estaba embarazada de otro hombre. Ella y West se casaron en noviembre de 1962 y en marzo de 1963 nació una niña a la que llamaron Charmaine. Pero los problemas continuaron, ya que el nuevo trabajo de West como conductor de una furgoneta de helados le daba acceso constante a jóvenes adolescentes que caían presas de sus intereses.

En 1964, Rena dio a luz a la hija de West, Anna Marie. También fue en esta época cuando conocieron a Anna McFall (algunas fuentes indican su nombre de pila como Anne). McFall era una amiga con la que se trasladaron a Gloucester, donde West encontró trabajo en un matadero. Según algunos investigadores, esta profesión podría haber catalizado su obsesión morbosa por la muerte, la mutilación y el desmembramiento.

Crimen homicida

Mientras vivía en Gloucester, se denunciaron ocho incidentes de agresión en los que la descripción del autor encajaba con West, pero no se le relacionó inmediatamente con estos crímenes. El matrimonio de West se volvió cada vez más inestable y Rena regresó a Escocia, dejando a sus hijos con West y McFall, pero volvió unos meses más tarde para encontrarlos viviendo juntos en una caravana.

A principios de 1967, McFall se quedó embarazada de West y le instó a divorciarse de Rena y casarse con ella. West, que no estaba dispuesto a hacerlo, mató a la embarazada McFall ese mes de julio y la enterró cerca del parque de caravanas, cortándole los dedos de las manos y de los pies, una mutilación característica que se convertiría en un rasgo común de sus futuros crímenes. Rena se mudó a la caravana tras la desaparición de McFall.

En los seis meses siguientes a la muerte de McFall, West fue relacionado con otra desaparición, la de Mary Bastholm, de 15 años, que fue secuestrada en una parada de autobús en Gloucester en enero de 1968, aunque sólo se han presentado pruebas circunstanciales para corroborarlo. Luego, en noviembre de 1968, conoció a Rose Letts, que se convertiría en su siguiente esposa y cómplice de toda la vida.

Rose West

Rosemary "Rose" Letts nació en Devon el 29 de noviembre de 1953, fruto de un embarazo difícil, ya que ambos padres padecían enfermedades mentales. La terapia electroconvulsiva, administrada a su madre embarazada por una profunda depresión, puede haber causado una lesión prenatal que contribuyó al bajo rendimiento escolar de Rose y a sus ataques de agresividad durante su crecimiento. También tuvo problemas de peso en la adolescencia y desarrolló un interés por los hombres mayores.

El matrimonio de los padres de Rose fue turbulento. Su padre era un esquizofrénico paranoico propenso al comportamiento violento, que actuaba como una presencia aterradora y dictatorial. Su madre, Daisy, se mudó del hogar familiar, llevándose a Rose con ella. Sin embargo, Rose decidió volver a vivir con su padre más o menos en la misma época en la que empezó a intimar con West durante su adolescencia.

Su padre se opuso firmemente a su relación, recurriendo a contactar con los servicios sociales y amenazando directamente a West, pero fue en vano; Rose no tardó en quedarse embarazada de West y se encontró cuidando de sus dos hijos con Rena Costello cuando West fue enviado a prisión por varios cargos de hurto y evasión de multas. Rose dio a luz a su hija Heather en 1970.

Se cree que la presión de tener que cuidar a tres niños siendo ella misma una niña fue el detonante de las tendencias violentas y erráticas de Rose, y se cree que asesinó a Charmaine, la hija mayor de West, de 8 años, en 1971, durante uno de estos arrebatos.

Sean cuales sean las verdaderas circunstancias, Charmaine desapareció repentinamente. Como West estaba en la cárcel en ese momento, es probable que su cuerpo fuera escondido por Rose hasta la liberación de West. Se cree que entonces trasladó el cuerpo, quitándole de nuevo los dedos de las manos y de los pies, como hizo con su primera víctima, antes de enterrarla. Este conocimiento del acto homicida de Rose sin duda proporcionó a West un importante control sobre la joven.

Cuando la primera esposa de West, Rena, acudió en busca de su hija, fue estrangulada, desmembrada y también se le quitaron los dedos de las manos y de los pies. Fue enterrada en la misma zona que la primera víctima de West, Anna McFall.

Fred y Rose West se casaron en secreto en Gloucester en enero de 1972, y su segunda hija, Mae, nació en junio del mismo año. Con una familia cada vez más numerosa, se mudaron al número 25 de la calle Cromwell, que era lo suficientemente grande como para permitirles acoger a inquilinos que les ayudaran a pagar el alquiler.

Continuación de la brutalidad

Para entonces, Rose ganaba un dinero extra como prostituta y West cometía actos de bondage y actos sexuales violentos con chicas menores de edad. Habilitó el sótano del número 25 como cámara de tortura, y su hija, Anna Marie, se convirtió en una de sus primeras ocupantes, sometida a una violación horriblemente brutal por parte de su padre mientras su madrastra la sujetaba. Esto se convirtió en algo habitual, y la niña fue amenazada con palizas si contaba su calvario a alguien.

Su comportamiento se extendió más allá del círculo familiar cuando, a finales de 1972, contrataron a Caroline Owens, de 17 años, como niñera. La encarcelaron, la desnudaron y la violaron. A pesar de las amenazas de que la matarían y la enterrarían en el sótano, Owens logró escapar y denunció a los West a la policía. Se presentaron cargos contra ellos. Increíblemente, a pesar de sus antecedentes penales, West pudo convencer a un magistrado del tribunal de 1973 de que Owens había consentido las actividades. Owens estaba demasiado traumatizada por lo que había sobrevivido como para prestar testimonio. Los West se libraron de las multas. Rose estaba embarazada en ese momento de su primer hijo, Stephen, que nació en agosto.

En los años siguientes, Lynda Gough, Lucy Partington, Juanita Mott, Therese Siegenthaler, Alison Chambers, Shirley Robinson y las colegialas de 15 años Carol Ann Cooper y Shirley Hubbard fueron víctimas de los West. Tras brutales ataques sexuales, todas fueron asesinadas, desmembradas y enterradas en el sótano del 25 de Cromwell Street.

Rose tuvo varios hijos más, y su hija Louise nació en 1978. (Se cree que no todos los hijos de Rose fueron engendrados por West). Barry se unió a la prole en 1980, y Rosemary Junior le siguió en 1982 y Lucyanna en 1983. Los niños estaban al tanto de las actividades de la casa, pero West y Rose ejercían un estricto control sobre ellos.

El interés sexual de West por sus propias hijas tampoco disminuyó, y cuando Anna Marie se marchó a vivir con su novio, cambió sus atenciones por las hermanas menores, Heather y Mae. Heather se resistió a sus atenciones y, en 1987, le contó a un amigo lo que ocurría en la casa. Los West respondieron asesinándola y descuartizándola, y enterrándola en el jardín trasero del número 25, donde su hijo Stephen se vio obligado a ayudar a cavar el agujero.

Dado que los viciosos actos sexuales de los West no siempre acababan en asesinato, y el gran número de ataques, era inevitable que alguien sacara a la luz sus actividades. La detective Hazel Savage dirigió un registro en Cromwell Street en agosto de 1992 en el que se encontró pornografía y claras pruebas de abuso de menores. West fue detenido por violación y sodomía de una menor, y Rose por colaborar en la violación de una menor.

Detención y registro

En el transcurso de la investigación, Savage descubrió los abusos de Anna Marie, así como las desapariciones de Charmaine y Heather, lo que justificaba una investigación más profunda. También surgieron rumores sobre lo que podría estar enterrado bajo el patio. Los hijos menores de los West fueron acogidos, y Rose intentó suicidarse en ese momento, aunque fue encontrada por su hijo, Stephen, y reanimada.

El caso contra los West se derrumbó cuando dos testigos clave decidieron no declarar contra ellos. Savage continuó con la búsqueda de Heather, interrogando a los hijos de los West en repetidas ocasiones, pero éstos habían sido bien adiestrados por sus padres y no cooperaron.

En febrero de 1994, se obtuvo una orden de registro de la casa y el jardín de Cromwell Street. La policía encontró los restos de dos mujeres jóvenes desmembradas y decapitadas, una de las cuales las autoridades sospechaban que podía ser Shirley Robinson. West se atribuyó la responsabilidad exclusiva de los asesinatos y, cuando Rose se enteró de la confesión, negó todo conocimiento de la muerte de Heather.

Entonces, inexplicablemente, West admitió la presencia de los cuerpos en el sótano ante la policía, que descubrió los restos de nueve individuos. Establecer las identidades de cada una de las víctimas fue una tarea descomunal.

Continuando con su cooperación, West reveló el paradero de los restos de su primera esposa Rena, su amante Anna McFall y su hija Charmaine, que fueron enterrados lejos de la casa de Cromwell Street.

A medida que se desarrollaba el caso en su contra, Rose intentaba distanciarse cada vez más de West, alegando que ella también era una víctima, pero la policía no estaba convencida de su inocencia dado el gran número de asesinatos que se habían producido y su participación en las violaciones.

Suicidio y juicio

El 13 de diciembre de 1994, West fue acusada de 12 cargos de asesinato y puesta bajo custodia en la prisión de Winson Green, en Birmingham, donde, el 1 de enero de 1995, se ahorcó en su celda con sábanas anudadas.

Rose West fue a juicio el 3 de octubre de 1995, en medio del frenesí mediático. Los testigos, incluida su hijastra Anna Marie, declararon su participación en agresiones sexuales a mujeres jóvenes. Su abogado defensor trató de argumentar que las pruebas de agresión no eran pruebas de asesinato, pero cuando Rose testificó en su propio nombre, su naturaleza violenta y su falta de honestidad quedaron claras para el jurado, que la declaró unánimemente culpable de 10 cargos distintos de asesinato el 22 de noviembre de 1995. Fue condenada a cadena perpetua, teniendo que cumplir un mínimo de 25 años de cárcel.

La sentencia de Rose West fue posteriormente ampliada a una "orden de cadena perpetua" por el ministro del Interior, eliminando efectivamente cualquier posibilidad de libertad condicional.

Sigue existiendo la creencia generalizada de que las víctimas de Fred y Rose West fueron muchas más que las 12 de las que se les acusó.

Rose West se negó a aceptar su destino y presentó sendos recursos en 1996 y 2000, alegando que habían salido a la luz nuevas pruebas que la exculpaban y que el enorme interés de los medios de comunicación había impedido que tuviera un juicio justo. El recurso de 1996 fue rechazado, y ella abandonó el posterior. Sigue encarcelada.

La casa de los Wests en el número 25 de la calle Cromwell, o la "Casa de los Horrores" como la apodaron los medios de comunicación, fue arrasada en octubre de 1996. En su lugar hay un camino que lleva al centro de la ciudad.

Rose volvió a ser el centro de atención de los medios de comunicación en enero de 2003, cuando se afirmó que iba a casarse con Dave Glover, el bajista del grupo de rock Slade, tras un noviazgo por cartas. Glover negó que hubiera un compromiso y dijo que la atención mediática sobre sus cartas a Rose le había costado su puesto en la banda.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Fred West

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/fred-west

Deja un comentario