Biografía Francisco Franco

Francisco Franco
Fotografía: Hulton Archive/Getty Images

Francisco Franco

Biografía

(1892–1975)
Francisco Franco lideró una exitosa rebelión militar para derrocar la república democrática de España en la Guerra Civil, estableciendo posteriormente una dictadura a menudo brutal que definió el país durante décadas.

¿Quién fue Francisco Franco?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


Francisco Franco fue un militar de carrera que ascendió hasta mediados de la década de 1930. Cuando la estructura social y económica de España comenzó a desmoronarse, Franco se unió al creciente movimiento rebelde de derechas. Pronto lideró un levantamiento contra el gobierno republicano de izquierdas y tomó el control de España tras la Guerra Civil. Luego presidió una brutal dictadura militar en la que decenas de miles de personas fueron ejecutadas o encarceladas durante los primeros años de su régimen.

Vida temprana y linaje militar

Franco nació el 4 de diciembre de 1892 en Ferrol, España, una ciudad portuaria del noroeste con una larga historia de construcción naval. Los hombres de su familia habían servido en la marina durante generaciones, y el joven Franco esperaba seguir sus pasos. Sin embargo, las secuelas económicas y territoriales de la Guerra Hispanoamericana provocaron una reducción de la armada, y tras completar su educación primaria en un colegio católico, Franco se vio obligado a alistarse en la Academia de Infantería de Toledo. Se graduó tres años después con notas inferiores a la media.

Subida implacable

Tras un primer destino en El Ferrol, Franco se ofreció como voluntario para servir en el recién adquirido protectorado de Marruecos, donde la población autóctona se resistía a la ocupación. Destinado allí de 1912 a 1926, Franco se distinguió por su intrepidez, profesionalidad e implacabilidad, y fue ascendido con frecuencia. En 1920 fue nombrado segundo jefe de la Legión Extranjera, y tres años más tarde asumió el mando completo. Durante este periodo también se casó con Carmen Polo y Martínez Valdéz. La pareja tuvo una hija.

En 1926, el papel de Franco en la represión de la rebelión marroquí le valió el nombramiento de general, lo que, a sus 33 años, le convirtió en el hombre más joven de Europa en ocupar ese cargo. Dos años más tarde, también fue nombrado director de la Academia General Militar de Zaragoza, cargo que ocuparía hasta tres años más tarde, cuando los cambios políticos en España detendrían temporalmente el ascenso de Franco.

Mayores disturbios y cambios de poder

En abril de 1931, las elecciones generales llevaron a la destitución del rey Alfonso XIII, cuya dictadura militar había estado en vigor desde principios de la década de 1920. El gobierno moderado de la Segunda República que lo sustituyó supuso una reducción del poder de los militares, que se tradujo en el cierre de la academia militar de Franco. Sin embargo, el país también se vio sacudido por un creciente y a menudo violento malestar social y político, y cuando se celebraron nuevas elecciones en 1933, la Segunda República fue sustituida por un gobierno más derechista. Como resultado, Franco volvió a ocupar una posición de poder, que ejerció al año siguiente en una despiadada represión de una revuelta izquierdista en el noroeste de España.

Pero, al igual que la Segunda República, el nuevo gobierno no pudo hacer mucho para aplacar la creciente división entre las facciones de izquierda y de derecha. Cuando las elecciones celebradas en febrero de 1936 provocaron un cambio de poder hacia la izquierda, España se sumió aún más en el caos. Por su parte, Franco fue marginado de nuevo, con un nuevo destino en las Islas Canarias. Aunque Franco aceptó lo que equivalía a un destierro con la profesionalidad que le caracterizaba, otros militares de alto rango comenzaron a discutir un golpe de estado.

La Guerra Civil Española

Aunque en un principio se mantuvo al margen del complot, el 18 de julio de 1936, Franco anunció el manifiesto nacionalista en una transmisión desde las Islas Canarias, mientras se iniciaba la sublevación en el noroeste de España. Al día siguiente, voló a Marruecos para tomar el control de las tropas, y poco después se ganó el apoyo tanto de la Alemania nazi como de la Italia fascista, cuyos aviones fueron utilizados para trasladar a Franco y sus fuerzas a España. Estableciendo su base de operaciones en Sevilla al mes siguiente, Franco comenzó su campaña militar, avanzando hacia el norte, hacia la sede del gobierno republicano en Madrid. Anticipando una rápida victoria, el 1 de octubre de 1936, las fuerzas nacionalistas declararon a Franco jefe del gobierno y comandante en jefe de las fuerzas armadas. Sin embargo, cuando su asalto inicial a Madrid fue rechazado, el golpe militar se convirtió en el prolongado conflicto conocido como la Guerra Civil española.

Durante los tres años siguientes, las fuerzas nacionalistas — lideradas por Franco y respaldadas por las milicias de derecha, la Iglesia católica. Alemania e Italia — lucharon contra los republicanos de izquierdas, que recibieron ayuda de la Unión Soviética, así como de brigadas de voluntarios extranjeros. Aunque los republicanos fueron capaces de resistir el avance nacionalista durante un tiempo, con una fuerza militar muy superior, Franco y sus fuerzas fueron capaces de derrotarlos sistemáticamente, eliminando su oposición región por región.

Para finales de 1937, Franco había conquistado las tierras vascas y Asturias y también había combinado los partidos políticos fascistas y monárquicos para formar su Falange Española Tradicionalista mientras disolvía todos los demás. En enero de 1939, el bastión republicano de Barcelona cayó en manos de los nacionalistas, seguido dos meses después por Madrid. El 1 de abril de 1939, tras recibir una rendición incondicional, Franco anunció el fin de la Guerra Civil española. Las fuentes varían, pero muchos estiman que el número de bajas resultantes de la guerra asciende a 500.000, y quizás hasta 200.000 sean el resultado de las ejecuciones perpetradas por Franco y sus fuerzas.

El Caudillo

Durante las casi cuatro décadas que siguieron al conflicto, Franco, que llegó a ser conocido como «El Caudillo», gobernaría España mediante una dictadura represiva. Inmediatamente después de la guerra, se celebraron tribunales militares que llevaron a decenas de miles de personas a ser ejecutadas o encarceladas. Franco también ilegalizó los sindicatos y todas las religiones excepto el catolicismo, además de prohibir las lenguas catalana y vasca. Para imponer su poder sobre España, estableció una amplia red de policía secreta.

Sin embargo, cinco meses después de tomar el control del país, el gobierno de Franco y la posición de España en la comunidad internacional se complicaron aún más con el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Aunque inicialmente declaró la neutralidad de España, Franco simpatizaba ideológicamente con las potencias del Eje y se reunió con Adolf Hitler para discutir la posibilidad de que España se uniera a ellas. Aunque Hitler rechazó finalmente las condiciones de Franco, que consideraba demasiado elevadas, Franco envió más tarde unos 50.000 voluntarios para luchar junto a los alemanes contra los soviéticos en el Frente Oriental y abrió los puertos españoles a los barcos y submarinos alemanes.

Cuando la marea de la guerra empezó a cambiar contra las potencias del Eje en 1943, Franco volvió a declarar la neutralidad de España, pero tras el conflicto, sus antiguas lealtades no se olvidaron. Como resultado, España fue condenada al ostracismo por las Naciones Unidas, lo que supuso una importante presión económica para el país. Sin embargo, las circunstancias cambiaron con la llegada de la Guerra Fría; la condición de anticomunista acérrimo de Franco hizo que Estados Unidos le prestara ayuda económica y militar a cambio del establecimiento de bases militares en España.

Los años posteriores y la muerte

Con el tiempo, Franco comenzó a relajar su control de España, eliminando algunas de las restricciones de la censura, instituyendo reformas económicas y promoviendo el turismo internacional mientras mantenía su posición como jefe de Estado. En 1969, en medio de un periodo de deterioro de su salud, nombró a su sucesor, el príncipe Juan Carlos, que creía que mantendría la estructura política que Franco había establecido y gobernaría como un rey. Sin embargo, dos días después de la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975, Juan Carlos I se dedicó a desmantelar el aparato autoritario de España y reintrodujo los partidos políticos. En junio de 1977 se celebraron las primeras elecciones desde 1936. Desde entonces, España sigue siendo una democracia.

Valle de los Caídos

Franco fue enterrado en un enorme mausoleo en el Valle de los Caídos, construido por el dictador con trabajos forzados como monumento a los muertos de la Guerra Civil española. En las décadas transcurridas desde el gobierno de Franco, ha sido objeto de frecuentes polémicas, y muchos abogan por la retirada de sus restos. Pero en medio del a menudo fracturado ambiente político de la España postfranquista, el lugar permanece más o menos inalterado.

Aunque algunos han optado por no mirar de cerca los años de ascenso y gobierno de Franco, muchos ciudadanos españoles han seguido presionando para que se exhumen las fosas comunes, y la ONU ha pedido que se investigue también el paradero de los desaparecidos durante los años del conflicto. Los arqueólogos llevan tiempo intentando localizar los restos del poeta y dramaturgo Federico García Lorca, que fue ejecutado por las fuerzas de la derecha granadina en 1936.

En septiembre de 2019, su cuerpo fue trasladado al cementerio estatal de Mingorrubio, en El Pardo.

.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Francisco Franco

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/francisco-franco

Deja un comentario