Biografía Francis Drake

Francis Drake
Fotografía: Stock Montage/Getty Images

Francis Drake

Biografía

(c. 1540–1596)
El almirante inglés Sir Francis Drake circunnavegó el mundo entre 1577 y 1580, ayudó a derrotar a la Armada Española de 1588 y fue el marino más renombrado de la época isabelina.

¿Quién fue Sir Francis Drake?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


Sir Francis Drake fue un explorador inglés involucrado en la piratería y el comercio ilícito de esclavos que se convirtió en la segunda persona en circunnavegar el globo. En 1577, Drake fue elegido como líder de una expedición que pretendía rodear Sudamérica, a través del Estrecho de Magallanes, y explorar la costa que había más allá. Drake completó con éxito el viaje y fue nombrado caballero por la reina Isabel I a su regreso triunfal. En 1588, Drake participó en la derrota inglesa de la Armada Española, aunque murió en 1596 de disentería tras emprender una fallida misión de incursión.

Vida temprana

Al igual que muchos de sus contemporáneos, no existen registros de nacimiento de Drake. Se cree que nació entre 1540 y 1544, basándose en las fechas de eventos posteriores.

Drake era el mayor de los 12 hijos de Mary Myllwaye (deletreado "Mylwaye" en algunos casos) y Edmund Drake. Edmund era un agricultor en la finca de Lord Francis Russell, el segundo conde de Bedford.

Drake acabó siendo aprendiz de un mercader que navegaba por aguas costeras comerciando con mercancías entre Inglaterra y Francia. Se adaptó bien a la navegación y pronto fue reclutado por sus parientes, los Hawkins. Eran corsarios que merodeaban por las rutas marítimas de la costa francesa, apresando barcos mercantes.

Trabajo como comerciante de esclavos

En la década de 1560, Drake recibió el mando de su propio barco, el Judith. Con una pequeña flota, Drake y su primo, John Hawkins, navegaron a África y trabajaron ilegalmente como comerciantes de esclavos. Luego navegaron a Nueva España para vender sus cautivos a los colonos, una acción que iba en contra de las leyes españolas.

En 1568, Drake y Hawkins quedaron atrapados en el puerto mexicano de San Juan de Ulúa en un enfrentamiento con las fuerzas del recién establecido virrey español. Los dos escaparon en sus respectivos barcos mientras decenas de sus hombres morían. El incidente inculcó a Drake un profundo odio hacia la corona española.

Primera comisión de la reina Isabel I

En 1572, Drake obtuvo una comisión de corsario de la reina Isabel I, que era esencialmente una licencia para saquear cualquier propiedad del rey Felipe II de España. Ese año Drake se embarcó en su primer viaje independiente a Panamá desde Plymouth, Inglaterra. Planeaba atacar la ciudad de Nombre de Dios, punto de desembarco de los barcos españoles que traían plata y oro de Perú.

Con dos barcos y una tripulación de 73 hombres, Drake capturó la ciudad. Sin embargo, fue gravemente herido durante la incursión, por lo que él y sus hombres se retiraron sin muchos tesoros. Permanecieron en la zona durante un tiempo y, una vez curadas las heridas de Drake, asaltaron varios asentamientos españoles, recogiendo mucho oro y plata. Regresaron a Plymouth en 1573.

Circunnavegando el mundo

Con el éxito de la expedición a Panamá, la reina Isabel I envió a Drake contra los españoles a lo largo de la costa del Pacífico de Sudamérica a finales de 1577. También le asignó clandestinamente la tarea de explorar la costa noroeste de América del Norte, en busca de un paso hacia el noroeste.

Drake contaba con cinco barcos para la expedición. Entre sus hombres estaban John Winter, comandante de uno de los barcos, y el oficial Thomas Doughty. Durante el viaje surgieron importantes tensiones entre Drake y Doughty, posiblemente motivadas por intrigas políticas. Al llegar a la costa argentina, Drake hizo arrestar a Doughty con la acusación de planear un motín. Tras un juicio breve y posiblemente ilegal, Doughty fue condenado y decapitado.

Drake dirigió entonces la flota hacia el Estrecho de Magallanes para alcanzar el Océano Pacífico. Pronto se vieron envueltos en una tormenta, y el barco de Winter dio marcha atrás y regresó a Inglaterra. Drake continuó enfrentándose a un clima tormentoso y permaneció en su buque insignia, el recién bautizado Golden Hind y único barco que quedaba de la escuadra original, navegando por las costas de Chile y Perú y saqueando un barco mercante español desprotegido y lleno de lingotes. Drake desembarcó supuestamente en la costa de California, reclamándola para la reina Isabel I.

(Hay cierto debate sobre los viajes de Drake, ya que algunos historiadores afirman que Drake registró deliberadamente información geográfica engañosa para ocultar el verdadero alcance de sus viajes a los españoles. Se ha conjeturado que Drake llegó de hecho a la costa de Oregón o incluso tan al norte como la Columbia Británica y Alaska. Aun con el continuo debate, en 2012 el gobierno de Estados Unidos reconoció oficialmente una cala en la península de Point Reyes, en California, como el lugar de desembarco de Drake, una acción defendida por el Gremio de Navegantes de Drake).

Después de reparar el barco y reponer los víveres, Drake partió a través del Pacífico, atravesando el Océano Índico y rodeando el Cabo de Buena Esperanza de vuelta a Inglaterra, desembarcando en Plymouth en 1580. Drake se convirtió así en el primer inglés en circunnavegar el mundo y en la segunda persona de la historia, después del marino vasco Juan Sebastián Elcano (que se hizo cargo de la expedición de Fernando de Magallanes tras su muerte).

El tesoro capturado por Drake le convirtió en un hombre rico, y la reina Isabel I le nombró caballero en 1581. Ese año también fue nombrado alcalde de Plymouth y se convirtió en miembro de la Cámara de los Comunes.

Batalla con la Armada Española

Entre 1585 y 1586, las relaciones entre Inglaterra y España empeoraron. La reina Isabel I desató a Drake contra los españoles en una serie de incursiones que capturaron varias ciudades en América del Norte y del Sur, llevándose tesoros e infligiendo daños en la moral española. Estos actos fueron parte de lo que impulsó a Felipe II de España a invadir Inglaterra. Ordenó la construcción de una vasta armada de barcos de guerra, totalmente equipados y tripulados. En un ataque preventivo, Drake realizó una incursión en la ciudad española de Cádiz, destruyendo más de 30 barcos y miles de toneladas de suministros. El filósofo inglés Francis Bacon llegaría a referirse a este acto como "chamuscar las barbas del rey de España’

En 1588 Drake fue nombrado vicealmirante de la Armada inglesa, bajo el mando de Lord Charles Howard. El 21 de julio, 130 barcos de la Armada española entraron en el Canal de la Mancha en formación de media luna. La flota inglesa salió a su encuentro, confiando en el fuego de los cañones de largo alcance para dañar significativamente a la armada durante los días siguientes.

El 27 de julio, el comandante español Alonso Pérez de Guzmán, el duque de Medina Sidonia, ancló la armada frente a la costa de Calais, Francia, con la esperanza de encontrarse con soldados españoles que se unirían a la invasión. La noche siguiente, Lord Howard y Drake organizaron barcos de fuego para navegar directamente hacia la flota española. Hicieron poco daño, pero el pánico que se produjo hizo que algunos de los capitanes españoles cortaran anclas y se dispersaran. Los fuertes vientos llevaron a muchos de los barcos hacia el Mar del Norte, y los ingleses los siguieron en su persecución.

En la Batalla de Gravelines, los ingleses empezaron a superar a los españoles. Al romperse la formación de la armada, los torpes galeones españoles eran un blanco fácil para los barcos ingleses, que podían acercarse rápidamente para disparar uno o dos certeros cañonazos antes de huir hacia un lugar seguro. Al final de la tarde, los ingleses se retiraron. Debido al clima y a la presencia de fuerzas enemigas, Medina Sidonia se vio obligada a llevar la armada hacia el norte, alrededor de Escocia y de vuelta a España. Mientras la flota se alejaba de la costa escocesa, un fuerte vendaval llevó a muchos barcos a las rocas irlandesas. Miles de españoles se ahogaron, y los que llegaron a tierra fueron ejecutados posteriormente por las autoridades inglesas. Menos de la mitad de la flota original regresó a España, sufriendo enormes bajas.

En 1589, la reina Isabel I ordenó a Drake que buscara y destruyera los barcos restantes de la armada y ayudara a los rebeldes portugueses en Lisboa a luchar contra los ocupantes españoles. En cambio, la expedición sufrió grandes pérdidas en términos de vidas y recursos. En 1595, la reina Isabel I pidió a Drake y a su primo, John Hawkins, que capturaran los tesoros de España en Panamá, con la esperanza de cortar los ingresos y poner fin a la guerra anglo-española. Tras la derrota en Nombre de Dios, la flota de Drake se alejó hacia el oeste y ancló en la costa de Portobelo, Panamá. Allí, Drake contrajo disentería y, el 28 de enero de 1596, murió de fiebre. Fue enterrado en un ataúd de plomo en el mar, cerca de Portobelo. Los buzos siguen buscando el ataúd.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Francis Drake

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/francis-drake

Deja un comentario