Biografía Emiliano Zapata

Emiliano Zapata
Fotografía: Bettmann / Contributor

Emiliano Zapata

Biografía

(1879–1919)
Emiliano Zapata fue una figura destacada de la Revolución Mexicana, durante la cual formó y comandó el Ejército Libertador del Sur, una importante brigada revolucionaria.

¿Quién fue Emiliano Zapata?


Corrección de datos

Nos esforzamos por ser precisos y transparentes. Si ve algo que no le parece correcto, póngase en contacto con nosotros.


Emiliano Zapata fue un revolucionario mexicano y defensor del agrarismo que luchó en acciones de guerrilla durante la Revolución Mexicana. Formó y comandó el Ejército Libertador del Sur, una importante brigada revolucionaria, y sus seguidores fueron conocidos como zapatistas. Zapata murió el 10 de abril de 1919.

Años tempranos

Nacido el 8 de agosto de 1879, Emiliano Zapata quedó huérfano a los 17 años. Revolucionario desde muy joven, en 1897 fue detenido por participar en una protesta de los campesinos de su pueblo contra la hacienda que se había apropiado de sus tierras. Después de ser indultado, continuó agitando entre los campesinos y, debido a su actitud contestataria, fue reclutado por el ejército mexicano. Tras servir sólo seis meses, Zapata fue licenciado a un terrateniente para entrenar a sus caballos en Ciudad de México. En 1909 sus dotes de liderazgo ya eran conocidas, y fue llamado a su pueblo natal, Anenecuilco, donde fue elegido presidente de la junta de gobierno del pueblo.

Primeras batallas agrarias

Hombre del pueblo, Emiliano Zapata se convirtió en una figura destacada en Anenecuilco, donde su familia había vivido durante muchas generaciones, y se involucró en las luchas de los campesinos locales. Hubo muchos conflictos entre los aldeanos y los terratenientes por el continuo robo de tierras del pueblo, y en una ocasión, los terratenientes incendiaron un pueblo entero en respuesta a las protestas de los campesinos. Zapata consiguió supervisar la devolución de las tierras de algunas haciendas de forma pacífica, pero fue una lucha continua. En un momento dado, tras el fracaso de las negociaciones, Zapata y un grupo de campesinos ocuparon por la fuerza las tierras de las que se habían apropiado las haciendas y se las repartieron entre ellos.

Durante este tiempo, y durante muchos años más, Zapata siguió haciendo una fiel campaña por los derechos de los aldeanos, utilizando antiguos títulos de propiedad para establecer sus reclamaciones sobre las tierras en disputa, y presionando después al gobernador de la región para que actuara. Finalmente, ante el ritmo glacial de la respuesta gubernamental y el claro favoritismo hacia los ricos propietarios de las plantaciones, Zapata comenzó a utilizar la fuerza, simplemente tomando las tierras en disputa y distribuyéndolas como le pareciera.

Comienza la Revolución

Por esta época, el presidente mexicano Porfirio Díaz se veía amenazado por la candidatura de Francisco Madero, que había perdido las elecciones de 1910 frente a Díaz pero que posteriormente había huido del país, se había autoproclamado presidente y había regresado para enfrentarse a Díaz.

En Madero, Zapata vio una oportunidad para promover la reforma agraria en México, e hizo una discreta alianza con Madero. Zapata desconfiaba de Madero, pero cooperó una vez que Madero hizo promesas sobre la reforma agraria, el único tema que realmente le importaba a Zapata.

En 1910, Zapata se unió a la campaña de Madero’contra el presidente Díaz, asumiendo un papel importante como general del Ejército Libertador del Sur. El ejército de Zapata capturó Cuautla tras una batalla de seis días en mayo de 1911, lo que indicaba claramente que el poder de Díaz era, en el mejor de los casos, tenue. La batalla fue descrita como «seis de los más terribles días de batalla de toda la Revolución», y fue claramente un toque de atención para los zapatistas. Cuando los hombres de Díaz&#x2019 se retiraron, las fuerzas de Zapata&#x2019 tomaron el control de la ciudad. Esta derrota, unida a la de la Primera Batalla de Ciudad Juárez a manos de Pancho Villa y Pascual Orozco, llevó a Díaz a determinar que su tiempo había terminado. Una semana más tarde, renunció y se dirigió a Europa, dejando tras de sí un presidente provisional.

Francisco Madero entró en la Ciudad de México victorioso, y Zapata se reunió con él allí para pedirle que presionara al presidente provisional para que devolviera las tierras malversadas a sus propietarios originales, volviendo de nuevo a la causa más arraigada en su corazón.

Madero insistió en el desarme de las guerrillas de Zapata’y le ofreció dinero para comprar tierras si podía garantizar el desarme. Zapata rechazó la oferta, pero comenzó a desarmar a sus fuerzas. Sin embargo, pronto detuvo el proceso cuando el gobierno provisional envió a los militares a enfrentarse a los guerrilleros.

La Revolución se profundiza: El plan de Ayala

Después de que Zapata rechazara la oferta de Madero, las relaciones entre ambos se agriaron y, en el verano de 1911, Madero nombró a un gobernador que apoyaba los derechos de los hacendados sobre los de los campesinos, lo que enfureció a Zapata. Los intentos de compromiso entre ambos fracasaron en noviembre de 1911, días después de que Madero asumiera la presidencia de México, y Zapata huyó a las montañas.

Desilusionado con las posturas de Madero sobre la propiedad de la tierra y sus posturas posrevolucionarias en general, Zapata preparó el Plan de Ayala, que declaraba a Madero incapaz de cumplir con los objetivos iniciales y continuos de la revolución.

Con el Plan de Ayala, la Revolución se renovó, esta vez con Madero en la mira en lugar de Díaz. El Plan prometía nombrar un presidente provisional hasta que pudiera haber elecciones legítimas y se comprometía a recomprar un tercio de la superficie de tierra (robada) en poder de las haciendas y devolverla a los campesinos. Cualquier hacienda que se negara a aceptar este plan sería despojada de sus tierras, sin recompensa. Zapata también adoptó el lema «Tierra y Libertad».

Con la Revolución de Zapata en marcha, en 1913 el general Victoriano Huerta asesinó a Francisco Madero y tomó el control del país. Huerta pronto se acercó a Zapata, ofreciéndole unir sus tropas, pero Zapata rechazó la oferta de Huerta.

Esto impidió que Huerta enviara sus tropas para enfrentar a los guerrilleros del norte, quienes, bajo la dirección de Venustiano Carranza, habían organizado un nuevo ejército, liderado por Pancho Villa, para derrotarlo. Huerta se vio entonces obligado a abandonar el país en julio de 1914.

Muerte

Zapata fue asesinado el 10 de abril de 1919, en Morelos, Lomas de Barrillas, México.

.

Información de la cita

Título del artículo

Biografía de Emiliano Zapata

Nombre del sitio web

Topstarbiography.com

URL

https://topstarbiography.com/emiliano-zapata

Deja un comentario